ITV para motos eléctricas
18Mar, 21 marzo 18, 2021Normativa

Una de las mayores preocupaciones antes de adquirir una moto eléctrica tiene que ver con si debe pasar la ITV. Si esa es una de tus inquietudes, trataremos de responder todas tus dudas en este post.

Las motos eléctricas han llegado para quedarse. Si todavía quedaba alguna duda sobre el cambio de paradigma hacia la movilidad sostenible, los últimos datos sobre la preocupación con el medio ambiente y la electrificación de los vehículos no ha hecho más que reafirmar el crecimiento del número de motos y ciclomotores eléctricos en las grandes urbes.

Además de valorar todas las ventajas de los vehículos eléctricos frente a los de combustión fósiles, otra de las grandes preocupaciones de los que se plantean dar el paso definitivo hacia ‘la nueva movilidad’ está relacionada con la Inspección Técnica de Vehículos. Más concretamente sobre si las motos eléctricas tienen que pasar la ITV. Si esa es una de tus inquietudes, trataremos de responder todas tus dudas en este post.

🛠️ ¿Qué es la ITV?

Empecemos por el principio: la Inspección Técnica de Vehículos es un tipo de revisión establecida por ley (Real Decreto 920/2017, de 23 de octubre, por el que se regula la inspección técnica de vehículos) que tiene como objetivo asegurar que los vehículos que circulan por nuestras carreteras cumplan unas condiciones de seguridad que permiten minimizar el riesgo de accidentes relacionados con causas técnicas. Además de velar por la seguridad vial, la ITV también controla algunos aspectos relacionados con el cuidado del medio ambiente, para evitar el exceso de contaminación por las emisiones de los gases de escape. En líneas generales, según el tipo de vehículo y su antigüedad, la ley establece una periodicidad para la realización de esta prueba.

🗓️ ¿Cuándo se le pasa la ITV a una moto eléctrica?

Lo primero que debes tener en cuenta para saber exactamente cuándo llevar tu moto eléctrica a la ITV es la ‘edad’ o, lo que es lo mismo, la fecha de matriculación de tu vehículo. Al igual que las de combustión, las motos eléctricas deben pasar la primera Inspección Técnica de Vehículos al cumplir los 4 años de antigüedad. Después de la primera revisión, es necesario volver a pasar la ITV cada dos años y, en el caso de las motos (eléctricas o no), este período de 2 años se mantiene tras cumplir los 10 años del vehículo. En el caso de los ciclomotores eléctricos, la primera revisión es a los 3 años y luego cada 2 años.

Ten en cuenta que, si no es la primera vez que acudes a la revisión, la “ficha técnica” o la conocida como “tarjeta ITV” recogerá la fecha límite para tu próxima ITV. Como puedes pedir cita hasta un mes antes de que la ITV caduque sin que eso implique una modificación en la fecha original de la siguiente inspección, es conveniente solicitar una cita previa con suficiente antelación para no ‘pillarse los dedos’. Tras superar la prueba, tendrás una pegatina indicando el mes y el año de la próxima ITV y, al igual que en los demás vehículos, tiene que estar colocada en una parte visible.

🛠️ ¿Qué comprobaciones se hacen en una moto eléctrica en la ITV?

Una de las primeras comprobaciones que se hacen al acudir a una estación de ITV, que es el lugar donde se realizan las inspecciones, está relacionada con la documentación por lo que es necesario tener en regla el permiso de circulación, la “ficha técnica” o “tarjeta ITV”, además del seguro de la moto en vigor. Normalmente, las estaciones pueden acceder a la base de datos de los vehículos asegurados, pero no está de más llevarlo. Además, en Cataluña también exigen el DNI del que lleva la moto.

Entre otros elementos, los técnicos de la ITV se encargan de comprobar el número de bastidor y el estado de la matrícula; el funcionamiento de la bocina o claxon; el alumbrado trasero y delantero, con especial atención a las luces de posición, de cruce y de alcance, así como la luz de matrícula. Los intermitentes también son puntos importantes en la inspección y se revisan tanto los delanteros como los traseros; las manetas deben cumplir su función y no tener ningún desperfecto, al igual que los espejos retrovisores que, además deben ser homologados.

Se revisan aun el asiento, el guardabarros y los agarraderos para el pasajero, la pata de cabra, y el correcto funcionamiento de las suspensiones. Como las motos eléctricas no emiten CO2 y son silenciosas, no es necesario realizar las pruebas relacionadas con la emisión de los gases CO y prueba de ruidos. Tampoco habría problemas para las comprobaciones visuales de fugas de aceite o gasolina, puesto que no son elementos comunes a las motos y ciclomotores eléctricos. Como los ciclomotores no pueden superar los 45km/h, para este tipo de vehículos también se comprueba su velocidad máxima y, en caso de que la supere, tendría una valoración desfavorable.

🟩 ¿Cuál puede ser el resultado de la ITV de una moto eléctrica?

La valoración de la inspección puede adoptar tres tipos distintos:

✔️ ITV favorable. En este caso, los defectos encontrados son leves y el propietario del vehículo debe corregirlos, pero sin la obligatoriedad de volver a la estación para una posterior comprobación.

❌ ITV desfavorable. Este parecer está basado en defectos graves que deben ser subsanados en un plazo inferior a 2 meses. En este período, el vehículo solo podrá circular para acudir al taller o volver a la revisión.

➖ ITV negativa. En este caso, la estación aprecia que el vehículo tiene defectos graves que pone en peligro sus ocupantes y la seguridad vial, por lo que no podría circular ni siquiera para ir de la estación al taller, siendo necesario un remolque para su traslado. En plazo para subsanar los defectos también es de 2 meses.

👮 ¿A qué multas nos enfrentamos por no tener la ITV al día?

Al circular con la ITV caducada, podríamos enfrentarnos a una sanción de 200 euros. En el caso de haber pasado la ITV y haber obtenido un resultado negativo, la multa alcanza los 500 euros. Si circulamos con una moto con una ITV desfavorable y no es posible demostrar que se hace para ir al taller o a la estación, la multa también sería de 200 euros. En ningún caso, las sanciones están vinculadas a la pérdida de puntos.

Si tienes más dudas sobre la regulación de este tipo de vehículo, puedes consultar nuestro post sobre normativas de las motos eléctricas en España.

Añadir comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

19 − 4 =